* LA HACIENDA Y EL LAGO *

 El proyecto está ubicado en las inmediaciones del Lago Guadanuño en una extensión de 40.000m2 lleno de encinas y plantas autóctonas, con acceso al lago por dos puertas. Está orientado a 5 mints. del pueblo de Cerro Muriano, a 15 min. de Córdoba Capital, a 22km. de la misma.

Al lago acuden algunas especies de aves, Anade de Real, fochas, cigüeñas, algunas parejas de Garza Real etc, En invierno  andadas de patos acuden al lago a resguardarse, en primavera suelen criar en los carrizos del lago algunas de ellas.

También acuden muchas y variadas especies a sus alrededores, rabilargos, alcaudones, pinzones, paloma torcaz, etc. algunas especies de aves rapaces nocturnas, mochuelo, lechuza, búho chico, y algunas diurnas que se pueden observar sobre todo en sus meses de celo por los vuelos espectaculares en las alturas). ratoneros, gavilanes, cernícalos, observarlos es un verdadero placer. En verano los javalies tambien encuentran cangrejos en sus orillas.

En sus aguas hay Carpas, Black bass, Percasol, cangrejo de río, galápagos. Al lago no está permitido el acceso de varcas o bañistas, lo cual entendemos forma parte de su atractivo para los animales y flora, para nosotros se respira gran paz y tranquilidad, la limpieza está presente en sus alrededores y orillas. (se puede practicar la pesca con los pertinentes permisos). En sus orillas y alrededores hay una variada flora autóctona y medicinal, lavanda, tomillo, jaras, rosal silvestre, junco, zarzamora, esparrago, tilo y destaca por cantidad y olor el poleo, se puede asegurar que sus orillas están llenas de el y nos deja un agradable aroma a nuestro paso.

La hacienda, tiene el privilegio de tener dos puertas de acceso directo al lago, esto nos facilita el disfrute de todos sus privilegios. Entrando las primavera, suben por sus aguas hasta nosotros para desovar, miles de carpas, desde las casas podemos verlas desovar en pequeños grupos chapoteando y dejando sus miles y miles de huevas entre el agua tibia y la vegetación acuática, en verano los ruiseñores llenan con su canto el silencio de muchas , muchas noches, sólo interrumpido por el cantar de las ranas, en verano los polluelos de alguna garza real reclama comida desde su nido. Al principio de primavera nos visitan cientos de golondrinas, y se reúnen en grandes bandadas para dejarnos principio del otoño. Tenemos como vecinos asiduos nos visita, una gran bandada de ocas con su canto nos avisan de su cercanía.

El proyecto está basado en la fiel idea del respeto total hacia la naturaleza y su disfrute al mismo tiempo.
Entendemos que las personas que disfrutan de su tiempo libre en el campo, son grandes amantes y defensores de la naturaleza, estas son las personas que estarán con nosotros. Este espacio es privilegiado y como tal tenemos que cuidarlo.